Nociones de mecanización > Moleteado o Garfilado
 

El moleteado (garfilado) se realiza en algunas piezas cilíndricas con el objeto que no resbalen entre los dedos o facilitar su manejo. Para ello de labran sobre su superficie exterior unas estrías cruzadas (rombo) o rectas.

Esta operación se llama moleteado y es realizada sin arranque de viruta con unas ruedas (moletas) aplicadas tangencialmente a gran presión.

Estas moletas están fabricadas con acero templado muy duro y llevan talladas en su parte exterior las estrías con sus diferentes formas y medidas.

La norma DIN 82 regula los diferentes tipos de moleteado que se pueden realizar. Dichos tipos se refieren a la disposición del relieve y a la dirección de las líneas del moleteado. Las formas normalizadas por dicha norma son las siguientes: moleteado simple paralelo o inclinado, y moleteado cruzado inclinado o ortogonal.

El moleteado por deformación se puede realizar de dos formas:

Radialmente, cuando la longitud moleteada de la pieza coincide con la longitud de la moleta a utilizar.
Longitudinalmente, cuando la longitud excede a la longitud de la moleta. Para este segundo caso la moleta siempre ha de estar biselada en sus extremos, para facilitar la entrada.

Boquilla moleteada
Casquillo moleteado
Llaves especiales
Moleteados
         [Pagina Siguiente]
© Taller Mecànic Jose Pérez - Política de privacidad - Datos de la Web - Web creada por Web50